Skip to content

Intihuatana

intihuatana
Intihuatana
La estructura conocida como el Intihuatana en Machu Picchu, es una roca “tallada” en un afloramiento rocoso, situada en la cima del espacio conocido con el mismo nombre (Intihuatana); se puede acceder a ella por una línea de escalones. Esta increíble roca se caracteriza por presentar diversos planos pulidos con increíble precisión y destreza, está tallada en la misma roca que sirve de pedestal. Sin embargo, no sólo es una roca tallada (o moldeada), sino que también sirvió como reloj de sol y se conoce desde hace años como “la roca que irradia energía”; aunque actualmente está prohibido tocarla, sólo hay que colocar las palmas de las manos a unos pocos centímetros de distancia para sentir su energía.

Intihuatana

Es una pieza lítica en forma de polígono, tiene una altura de 1 metro por 2 metros de diámetro, tallada en una sola pieza; sus diferentes caras proyectan sombras, en relación con el movimiento del sol y las diferentes estaciones del año. La roca tiene una pequeña escalera (para que el sacerdote suba) y una mesa en la parte superior, probablemente para colocar las ofrendas. Toda la escultura está dedicada a la salida del sol; con ella, los incas podían hacer observaciones precisas del movimiento del sol, mediciones del clima y los cambios estacionales.

De esta manera podían verificar exactamente cuándo se producirían los cambios climáticos, las posibles variaciones y determinar el inicio de las actividades agrícolas a lo largo del año; también veían el movimiento de las estrellas y podían calcular el tiempo, gracias a la sombra que producía el pilar tallado en la parte central.

¿Qué significa Intihuatana?

La traducción literaria del Intihuatana en el idioma nativo quechua es: Inti, que significa “sol”, y watana, que significa “atar o amarrar”. El Intihuatana fue designado como un lugar para la observación astronómica, aunque debe haber tenido un significado más religioso debido a su ubicación entre las principales estructuras de la ciudad, lo que lo convierte en un perfecto altar para la práctica de rituales sagrados. El Intihuatana, “donde el sol está atado”, está finamente tallado, con cortes precisos y matemáticamente definidos.

Intihuatana: la piedra que irradia energía

El Intihuatana es conocido como la piedra que irradia energía, y hasta hace pocos años, la gente ponía sus manos sobre ella para sentir la energía de Machu Picchu; pero ¿de dónde viene esta energía? Bueno, la gente que entiende el tema habla de un vórtice de energía debajo de la ciudad incaica de Machu Picchu, y el lugar donde se puede sentir esta energía con más fuerza es precisamente en el Intihuatana. Sin embargo, en la actualidad está prohibido tocarlo, si te ven haciendo esto, te pedirán muy amablemente que no lo hagas; había tanta gente que solía poner sus manos sobre esta roca, que ahora hay gente dedicada exclusivamente a vigilar que nadie lo haga; sin embargo, no es necesario tocar el Intihuatana para sentir la energía de Machu Picchu, sólo pon tus manos a unos pocos centímetros de la roca y sentirás la enorme energía que irradia esta piedra.

La pirámide del Intihuatana

Este increíble edificio piramidal se encuentra en el sector “hanan” de la zona urbana de Machu Picchu, exactamente en las laderas de una colina diseñada para tomar la forma de una pirámide. Esto fue posible después de convertir las laderas de la colina en terrazas superpuestas para que tomara esa forma piramidal.

Se puede acceder al Intihuatana a través de dos largas escaleras situadas al norte y al sur del edificio; una de ellas está formada por 78 escalones exquisitamente tallados en la roca de la montaña, muchos de los cuales están esculpidos en una sola pieza de la masa rocosa del cerro. Ambos escalones conducen a una especie de cámara abierta, cuyas paredes muestran el mismo detalle en el trabajo de sus piedras.

Desde esta cámara se puede llegar a la cima del edificio, que está rodeada por algunos de los lugares más importantes de la ciudad, la plaza sagrada o el templo de las 3 ventanas le dan un carácter espiritual y un significado religioso.

En el centro de la cámara se encuentra una de las estructuras más fascinantes de Machu Picchu; el “Intihuatana” se usaba como herramienta para medir el paso del tiempo y para extensos estudios de astronomía. El Intihuatana está tallado de tal manera que es una herramienta inmejorable para medir el tiempo basado en los movimientos del sol; las sombras que proyecta durante los diferentes períodos de verano marcan exactamente los solsticios y equinoccios.

Funciona como un medidor de horas solares porque sus cuatro vértices están dirigidos a los 4 puntos cardinales (norte, sur, este y oeste); el mismo método que hoy en día se utiliza como referencia para marcar un punto en el sistema de posicionamiento global (GPS).