Skip to content

Raqchi

Raqchi
Raqchi
Raqchi es uno de los sitios arqueológicos más populares en Cusco. Debido a las construcciones incas encontradas allí, esta ciudadela era tan importante como Machu Picchu.

Raqchi

Raqchi era un asentamiento de viviendas y templos incas dedicados a Wiracocha (o Huiracocha), el dios creador del mundo según muchas culturas andinas.

Se cree que Raqchi se construyó durante los gobiernos del Inca Huiracocha, Pachacútec y Túpac Yupanqui durante la mayor parte del siglo XV.

Sin embargo, las excavaciones en el sitio encontraron restos de cerámica de las culturas pre-incas. Esto probaría que Raqchi era un sitio sagrado para las culturas que precedieron a los Incas.

Hoy en día, Raqchi es una de las atracciones turísticas más importantes del Valle Sur del Cusco. Cada día aumenta el número de turistas que visitan sus construcciones llenas de historia.

Raqchi Machu Picchu

Raqchi se encuentra en el Valle Sur del Cusco. Pertenece al distrito de San Pedro de Cacha, en la provincia de Canchis. El sitio arqueológico se encuentra a 3.550 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.).

  • El Templo de Huiracocha
    Según los relatos de algunos cronistas, en este lugar el dios Wiracocha fue atacado por los indios de pelo blanco. Como castigo, la divinidad hizo llover fuego, “dejando que el fuego -como señala Pedro Cieza de León- consumiera y desgastara las piedras”. Sin embargo, hay discrepancias sobre el Inca encargado de ordenar la construcción de esta obra monumental. Cieza señala que fue Pachacútec quien ordenó la construcción de las “grandes salas” de Cacha, mientras que Garcilaso atribuye esta obra al Inca Wiracocha, a quien el dios del mismo nombre se le habría aparecido en cierta ocasión.
  • El Templo Inca más grande
    El templo es una construcción única dentro de la arquitectura Inca. Es un gran cobertizo rectangular de 92 metros de largo por 25 metros de ancho, con una enorme pared central de casi doce metros de altura. La base del muro, de hasta tres metros de altura, está hecha de piedra finamente tallada, luego es de adobe. El templo tenía puertas de comunicación con vanos de descarga sobre ellas y soportaba un techo de dos aguas, que también descansaba sobre las once columnas cilíndricas de cada lado, así como sobre los muros laterales del edificio. Sólo una de las veintidós columnas totales se conserva hoy en día. Los cimientos de los muros laterales han permanecido, ahora visibles después de los trabajos de excavación de la Misión Española a finales de los años setenta.
  • La estatua
    Varios siglos después de la visita de Cieza a Racchi, mientras se realizaban excavaciones en el Cusco, se encontró una cabeza de piedra y la representación de un cuerpo hecho del mismo material. Manuel Ballesteros y otros especialistas sostienen, con razón, que estos serían los restos de la estatua de Wiracocha, trasladada en algún momento a Cusco y destruida y enterrada como parte de la política de extirpación de idolatrías. La cabeza se conserva actualmente en el Museo de América de Madrid y el cuerpo en el Museo Inca del Cusco.
  • Los recintos
    Otro sector que llama la atención por la calidad de su arquitectura es el de los recintos o cuarteles. Comprende un total de veintidós casas que destacan por la calidad de sus muros, con abundantes nichos trapezoidales, y por su disposición. Doce de estas casas están alineadas en pares a lo largo de casi 250 metros. Este grupo de edificios se despliega alrededor de una serie de patios de forma casi cuadrada. Uno de los lados de estos patios, el que da a la explanada conocida como pucllanapampa (en quechua “pampa de juegos”) es libre, mientras que los otros tres albergan seis recintos, dos en cada lado.
  • Las Colcas
    Están situados junto a los recintos y están separados de ellos por pequeños chakras de forma rectangular. Son impresionantes por su número, entre 120 y 200 según diferentes investigadores, así como por su disposición en doble fila que sigue aproximadamente el mismo eje del templo. Son construcciones circulares. Algunas de estas colcas han sido reconstruidas por las diferentes expediciones arqueológicas que han trabajado en el sitio, lo que da una idea de su aspecto original. El conjunto, a pesar de ser el peor conservado, es en sí mismo impresionante.
  • El Baño del Inca y Usno
    Traducido, estas palabras corresponden a “donde el mono está empapado”. Es una sucesión de asientos, tallados en la roca de diorita con un profundo sentido estético, se encuentra en la porción oriental de la colina.

¿Cómo llegar a Raqchi?

Raqchi se encuentra a casi 119 kilómetros de la ciudad de Cusco. Para llegar a ella se debe tomar la carretera hacia el sur que conecta Cusco con Puno. El viaje en coche dura aproximadamente 1 hora y 40 minutos.

¿Cómo es el clima en Raqchi?

El clima en Raqchi es templado y seco. Hay dos estaciones durante el año.

La estación seca va de abril a octubre y se caracteriza por días soleados (21ºC.) y noches frías (0ºC.) La estación de lluvias, ocurre de noviembre a marzo. Durante estos meses, las lluvias son más frecuentes.

¿Cómo es la geografía de Raqchi?

Raqchi está situada en el valle del Vilcanota, junto al río del mismo nombre. La superficie total del Parque Arqueológico es de mil hectáreas. Alrededor de él hay tumbas, construcciones pre-incas y acueductos.