Skip to content

Qorikancha

Qorikancha
Qorikancha
El Qorikancha es el ejemplo más llamativo de la fusión de las culturas Inca e Hispana. Sobre los cimientos de lo que fue el Templo del Sol de los antiguos peruanos, se construyeron la iglesia y el convento de Santo Domingo. El templo es un símbolo de la imposición occidental. Es un ejemplo vivo de la coexistencia del pasado nativo con la arquitectura europea. El templo fue construido con piedras finamente talladas. En el interior, las paredes de los distintos recintos fueron cubiertas con láminas de oro y plata. Llama la atención el gran tamaño de las piedras de las paredes incaicas, tres de las cuales tienen más de 30 ángulos. También destaca un bloque con 24 ángulos y 6 lados. La gran torre inca domina el sitio y destaca uno de los nichos ceremoniales con agujeros en bajo relieve que estaba relacionado con el solsticio de invierno. Hacia la parte baja, hay fuentes y jardines donde las tribus conquistadas solían llegar para dar sus ofrendas. El culto en el interior del templo estaba reservado a las personalidades más importantes de la época y a él acudían personas de todo el Imperio para rendir culto y tributo a los dioses del Tahuantinsuyo.

Cómo se construyó Coricancha

Proviene de la unión de las dos palabras quechuas Qori/Cori= Oro y Kancha/Cancha = patio, templo o recinto, lo que daría lugar a Templo de Oro, aunque algunos cronistas se refieren a este lugar con el nombre de Intikancha, en relación con el Dios Inca Sol, así como el color dorado en su interior (también se narra que todas las paredes de este templo fueron cubiertas por hojas de oro), también hay varias versiones del verdadero nombre de este palacio, este del Intiwasi= Casa del Sol, IntiKancha = Palacio del Sol; La historiadora Maria Rostworowski argumenta en sus libros que inicialmente el templo tenía el nombre de Intikancha y que después de Pachacuteq habría cambiado a Qorikancha.

Conocido por ser una muestra en síntesis de todo lo que significó el gran imperio incaico en términos de arquitectura, precisión, organización y religión (también conocido como cosmovisión incaica), por lo que se piensa que al momento de su mejoramiento por el noveno Inca Pachacuteq ya habría alcanzado la cima en todas estas ramas, por lo que probablemente El Qorikancha fue el centro religioso del Cusco, centro geográfico (ombligo del mundo), y centro político, Así, el Qorikancha se convirtió en el máximo lugar de culto al dios inca “Inti” (Sol), la descripción que más se acerca a la realidad y que está en armonía con lo que se puede ver aún hoy en pie, aunque esto es sólo un pálido reflejo de lo que en realidad fue el Qorikancha en tiempos de los incas, es la del cronista Gómez Suárez de Figueroa más conocido como Inca Garcilaso de la Vega, considerado como el primer mestizo biológico y espiritual de América.

Pues bien, según la historia, habría sido el primero de los Incas (Manco Capaq) quien comenzó con la construcción de este espectacular santuario, pero no fue otro que Pachacuteq quien habría reconstruido, ampliado, mejorado y modernizado el mayor y más importante complejo religioso de todo el Tahuantinsuyo.

Debido a todo lo que el Qorikancha representó, en su época, se dice que a este recinto sólo se podía entrar descalzo y con una carga en la espalda en señal de humildad como lo indicó el sumo sacerdote inca Willaq Umu.

El Qorikancha es descrito como un palacio con una majestuosa fachada y construido a la perfección, hecho con piedra de la más fina cantera, decorado con una fina lámina de oro puro de 3 metros de altura y un techo con una fina paja delicadamente cortada, también se puede ver que en la segunda fila horizontal de piedras hay 3 agujeros que podían ser utilizados para la evacuación del agua de los patios interiores o sólo como una salida de la chicha que se ofrecía; un hecho curioso es que después de un experimento de Augusto León, si se golpea dentro de los agujeros se pueden escuchar las notas musicales “re”, “la” y “sol”.

La mayoría de las piedras que conforman el Qorikancha, tienen un leve acolchado en los costados, lo que expresa la estética sobria, originalmente no existía un atrio triangular ubicado en la puerta del templo, ya que el muro giraba hacia la calle Ahuacpinta, aunque hasta ahora conserva un tramo original de casi 70 metros, En el lado opuesto hay un muro que gira más de 90 grados por lo que tiene una forma curva cuya continuación fue cortada para la construcción del Templo de Santo Domingo, este muro corona todo el sistema de plataformas que bajaban hasta el río Saphy, ahora bajo tierra.

Atractivos de Qorikancha

La descripción hecha por Garcilaso, mantiene la armonía con lo que sigue en pie hoy en día. Aunque esto es sólo un pálido reflejo de lo que en realidad era el Qorikancha en tiempos de los Incas.

  • El Templo del Sol
    Era el templo principal de todo el Qorikancha, ocupando más de la mitad del ancho de la actual Iglesia de Santo Domingo. Garcilaso cuenta que dentro de este templo se encontraban los cuerpos embalsamados de los hijos del Sol colocados por la antigüedad en sillas y sobre mesas doradas, las paredes estaban cubiertas con placas de oro, existiendo un disco que representaba la figura del Sol de una placa de oro más gruesa que las otras placas que cubrían el templo. El extremo occidental corresponde al tambor actual con vista a la Av. Sol; su extremo oriental llegaba hasta el actual atrio de la iglesia.
  • El Templo de la Luna
    Este templo estaba más cerca del Templo del Sol, ya que la Luna era considerada la esposa del Sol. Este edificio estaba revestido con tablas de plata, y la representación de la Luna estaba hecha en plata. En el interior, las momias de los Coyas se guardaban en orden de antigüedad. Aproximadamente la mitad del Templo fue demolido por los españoles para construir la nave de la iglesia de Santo Domingo. Ocupa parte del lado occidental del patio interior del Qorikancha.
  • El Templo de Venus y las Estrellas
    Se encuentra cerca del Templo de la Luna, pero separado por un hermoso callejón, dedicado a Venus y las siete cabrillas y todas las demás estrellas. Los incas llamaron a Venus “Chasca” que significa estrella. En este templo el Inca se ubicaba, según las referencias de los historiadores, para ser divinizado o para ser testigo de fiestas o sacrificios realizados en el patio rectangular. Ocupa parte del lado occidental del patio interior del Qorikancha.
  • El Templo de Illapa o Chuki Illapa
    Illapa o ChukiIllapa significa al mismo tiempo relámpago y trueno. El templo en mención se encuentra frente al templo de Venus, tiene tres puertas de jamba simple, equidistantes y ligeramente trapezoidales, además cuenta con una ventana en cada pared lateral.
  • El Templo de K’uychi o Arco Iris
    En este templo adoraban al Arco Iris, que según la antigua creencia, venía del Sol. Tiene las mismas características arquitectónicas que el Templo de Illapa. Una parte de este templo fue demolida por los españoles para construir los edificios del Convento de los Dominicos. Está al norte del Templo de Illapa y frente al Templo de la Luna, en el lado este del patio interior del Qorikancha.
  • IntiPampa
    Casi todos los pueblos del mundo, en todos los tiempos, construyeron amplias plazas frente a sus templos. Intipanpa o Intipampa (nombre que se traduce como Llanura del Sol) es el lugar donde los nobles alojaban sus cortes, personal de servicio, bailarines, etc. cuando en el transcurso de las fiestas el Inca y la nobleza se trasladaban al Qorikancha. Este lugar corresponde actualmente a la Plaza de Santo Domingo, al parecer sus límites y extensión apenas han cambiado. Es el norte de lo que fue el Qorikancha.
  • El Jardín Solar
    Se convirtió en el gran depósito de ofrendas que de todas las naciones sometidas y confederadas trajeron al Dios Sol, las ofrendas consistían en representaciones de la flora y la fauna del Tahuantinsuyo. Según algunos historiadores, estas ofrendas de oro y plata eran de tamaño natural y eran tantas que llenaban las terrazas de manera sorprendente y en tal cantidad que los españoles lo llamaron El Jardín Solar. En la época colonial se convirtió en un jardín de los frailes dominicos. Está situado en la parte occidental del Qorikancha, se puede ver desde la Av. Sol en toda su extensión.
  • Las fuentes
    Había 5 fuentes de agua, el origen del agua de las fuentes era un secreto muy bien guardado. Las fuentes tenían un significado religioso y estaban decoradas con metales preciosos. Estaban situadas en toda la extensión del Qorikancha, hoy en día podemos ver una fuente con las esquinas octogonales en el patio del Qorikancha.