Skip to content

Plaza de Armas del Cusco

Plaza de Armas del Cusco
Plaza de Armas del Cusco
La Plaza de Armas en Cusco hace que te enamores en cuanto la pisas. Sus edificios, de arquitectura colonial, reflejan el paso de los conquistadores españoles por esta ciudad. Sin embargo, esta plaza tiene sus orígenes mucho antes de la Conquista. Fue el punto elegido para empezar a crear la Ciudad Imperial, que se convirtió en la capital del Imperio Inca. La historia y la belleza se unen en esta plaza, una de las más bellas del Perú. ¿Quiere conocer todos sus secretos antes de visitarla? Aquí se los contamos!

Plaza de Armas del Cusco

El lugar donde se ubica La Plaza de Armas del Cusco, fue en la antigüedad una zona pantanosa, que durante la época del Inca se secó y transformó en un centro administrativo, cultural y religioso del imperio del Tahuantinsuyo, después de la conquista fue ocupada por los españoles, quienes la rodearon con templos y residencias que fueron construidos sobre construcciones y cimientos de antiguos palacios y construcciones incaicas; en la plaza mayor de la ciudad del Cusco Túpac Amaru II fue ejecutado el año de 1781. En la actualidad es el núcleo central del Cusco, y está rodeado de joyerías, agencias de viajes, restaurantes turísticos, y los mismos templos de la época de la conquista, fusionando la arquitectura andina e hispana.

Historia de la Plaza de Armas de Cusco

La leyenda dice que Manco Cápac y Mama Ocllo llegaron aquí después de viajar muchos kilómetros en busca del lugar adecuado para crear al Inca. Habían sido enviados por el dios Inti, padre de Manco Cápac, que les ordenó llevar una varilla de oro y, en la tierra donde se hundió, fue donde se tuvo que fundar la nueva ciudad.

Cuando Manco Cápac y Mama Ocllo llegaron a Cusco, el lugar donde ahora se encuentra la Plaza de Armas era un pantano. La vara de oro se hundió aquí y los fundadores del Imperio Inca comenzaron a preparar el terreno para construir lo que sería su capital.

El Inca Sinchi Roca, sucesor de Manco Cápac, ordenó el secado de este pantano para transformar el lugar en el centro administrativo, cultural y religioso de lo que sería el gran Imperio Inca.

Durante la era Inca, la Plaza de Armas ocupaba un espacio mucho más grande que el que conocemos hoy en día, incluyendo varios lugares en los alrededores. Así, durante el período Inca, la plaza se dividió en dos partes: Aucaypata, Huacaypata o Huacapata (los estudiosos no se ponen de acuerdo sobre el nombre original) y Cusipata, que estaban separadas por el río Saphi.

En la Plaza de Armas también se encontraban los palacios de los Incas de gran importancia como Pachacútec, Huayna Cápac o Viracocha y aquí se celebraban grandes eventos como el famoso Inti Raymi. Por otro lado, este fue el punto de partida de la gran red de caminos incaicos, el Qhapaq Ñan, que conectaba todo el imperio.

Como verán, la Plaza de Armas de Cusco era la representación de la fuerza y la hegemonía de los Incas en la región de América del Sur. Pero con la llegada de los españoles, toda su fortuna cambió.

La controversia sobre el nombre de la Plaza de Armas en Cusco

El verdadero nombre quechua con el que se llamaba la actual Plaza de Armas de Cusco en tiempos de los Incas aún no se conoce con certeza. Autores como Maria Rostworowski afirman que se llamaba Aucaypata, lugar del guerrero; otros autores como Victor Angles dicen que era Huacaypata, lugar del llanto, y otros como el norteamericano George Squier (en 1863) afirman que se llamaba Huacapata, lugar sagrado.

Victor Angles, un estudioso de la cultura inca, explica que la plaza estaba formada por dos sectores: Huacaypata y Cusipata (todos coinciden en el nombre de este último). Ambas denominaciones tendrían un significado simbólico ya que la primera significa lugar del llanto y la segunda lugar del regocijo (en la actualidad, ese lugar se sigue llamando Plaza Regocijo). Según Angles, esto se debió a las ceremonias de meditación realizadas por la nobleza inca en la plaza. Estos rituales terminaban en lágrimas. Hoy en día se conoce como Huacaypata.

La Plaza de Armas en la actualidad

En la actualidad, la Plaza de Armas se encuentra en el corazón del centro histórico de Cusco, y está rodeada de tiendas turísticas. Los templos coloniales construidos alrededor de ella permanecen como tales, algunos de ellos también funcionan como museos.

La mayoría de los edificios han conservado algunas paredes incas fusionadas con la arquitectura hispana de la colonia. La importancia de la zona la convierte en una de las más caras de la ciudad. En algunos casos, el alquiler de un lugar puede costar hasta 1.500 dólares al mes. Hace algunos años, restaurantes de comida rápida como McDonald’s y otros como Bembos, KFC y Starbucks abrieron en la zona.

La Plaza de Armas sigue siendo el lugar donde se celebran muchos de los festivales folclóricos del Cusco, como Santuranticuy, Semana Santa, Corpus Christi, y otros más modernos, como las Fiestas Patrias, Fiestas del Cusco, Año Nuevo, etc. También hay conciertos gratuitos, algunos desfiles de instituciones y alegorías, así como mítines políticos.